Una suerte de A-Team, en el cual cada uno tiene cualidades especiales que se complementan y hacen que los resultados sean mágicos. O algo así.

Todos abogados de la Católica eso sí.